Lorem ipsum dolor sit amet, conse ctetur adip elit, pellentesque turpis.

Teléfono: 661 713 329     Siguenos

Image Alt

Colegio Profesional de Ingenieros en Informática de Castilla y León

  /  Uncategorized   /  Reflexiones sobre la Ingeniería Informática y el sector TIC en Castilla y León en la VII Noche de la Informática

Reflexiones sobre la Ingeniería Informática y el sector TIC en Castilla y León en la VII Noche de la Informática

Pablo Santos Luaces, decano CPIICyL
Burgos, 30 de mayo de 2014
 

Extracto del discurso de Pablo Santos Luaces, decano del Colegio Profesional de Ingenieros en Informática de Castilla y León, en la presentación de la VII Noche de la Ingeniería Informática de Castilla y León celebrado en Burgos
 

La Noche de la Ingeniería Informática arrancó aquí en Burgos en 2007, con el objetivo de servir de punto de encuentro de empresas, instituciones públicas, universidades y profesionales de la informática de la región.

Es tanto una cita anual para encontrarse con antiguos compañeros como un entorno para poder crear nuevos contactos.

De hecho uno de los valores añadidos del Colegio que siempre destacamos a los recién titulados es la importancia de poder contactar con otros compañeros de profesión y la importancia que esa red de contactos tendrá en su desarrollo profesional. Creo que es uno de los puntos fundamentales que podemos ofrecer en el Colegio y que será uno de los pilares de instituciones como la nuestra en el futuro.

Por supuesto nuestra misión principal es velar por el buen ejercicio de la profesión y también darla a conocer a la sociedad, que es otro de los motivos por los que celebramos la Noche.

Seguimos siendo una profesión joven y sigue siendo necesario aclarar a qué nos dedicamos, en qué consiste nuestra labor y como contribuimos a la sociedad y a las empresas.

A pesar de ser jóvenes se cumplen este año 15 de la primera promoción de ingenieros técnicos en informática de la Universidad de Burgos, y aprovecho para agradecer a todos los profesores que en los primeros años, con más ilusión que medios, lograron hacer que saliera adelante.

Hace dos años se cumplieron 25 de la primera de Ingenieros en Informática en Valladolid.

Pablo Santos Luaces, decano CPIICyL
Burgos, 30 de mayo de 2014
 

Extracto del discurso de Pablo Santos Luaces, decano del Colegio Profesional de Ingenieros en Informática de Castilla y León, en la presentación de la VII Noche de la Ingeniería Informática de Castilla y León celebrado en Burgos
 

La Noche de la Ingeniería Informática arrancó aquí en Burgos en 2007, con el objetivo de servir de punto de encuentro de empresas, instituciones públicas, universidades y profesionales de la informática de la región.

Es tanto una cita anual para encontrarse con antiguos compañeros como un entorno para poder crear nuevos contactos.

De hecho uno de los valores añadidos del Colegio que siempre destacamos a los recién titulados es la importancia de poder contactar con otros compañeros de profesión y la importancia que esa red de contactos tendrá en su desarrollo profesional. Creo que es uno de los puntos fundamentales que podemos ofrecer en el Colegio y que será uno de los pilares de instituciones como la nuestra en el futuro.

Por supuesto nuestra misión principal es velar por el buen ejercicio de la profesión y también darla a conocer a la sociedad, que es otro de los motivos por los que celebramos la Noche.

Seguimos siendo una profesión joven y sigue siendo necesario aclarar a qué nos dedicamos, en qué consiste nuestra labor y como contribuimos a la sociedad y a las empresas.

A pesar de ser jóvenes se cumplen este año 15 de la primera promoción de ingenieros técnicos en informática de la Universidad de Burgos, y aprovecho para agradecer a todos los profesores que en los primeros años, con más ilusión que medios, lograron hacer que saliera adelante.

Hace dos años se cumplieron 25 de la primera de Ingenieros en Informática en Valladolid.

……

Como decía el sector en Castilla y León no pasa por su mejor momento. No sé si será un indicador pero este año ha sido con diferencia el más complicado para conseguir patrocinadores.

El Colegio está integrado, a través de su Consejo General, que preside nuestro Vicedecano Jacinto Canales, en una estructura a nivel nacional que integra colegios de toda España.

La verdad es que este año ha sido duro ver como empresas de ámbito nacional que patrocinan eventos gemelos en otras comunidades (incluso hijos me atrevería a decir) no han decidido estar presentes en Castilla y León.

Muchas veces nos gusta soñar con las posibilidades que puede tener Castilla y León en el mundo de la informática, a mí el primero. Nos gustaría ser un auténtico Silicon Valley, si no con todos los detalles, sí al menos en espíritu. Y cuando vemos algunas empresas, proyectos y profesionales como los hoy premiados nos sentimos un paso más cerca.

Pero en realidad estamos muy lejos.

Esta semana he visitado Redmond, en Estados Unidos. No es la primera vez que voy aunque no dejan de impresionarme cada vez lo enorme de la extensión de la central de Microsoft.

Estuve reunido con una empresa de videojuegos, fundada en Europa del Este pero con oficinas en todo el mundo y más de 2000 empleados, la mayoría en desarrollo de software. Todo esto en un hervidero de empresas a 3 horas de avión de Silicon Valley pero que muestra la capacidad de crecimiento e internacionalización del software como industria.

Sin embargo aquí estamos más cerca de ser la India (también en espíritu, porque en volumen de negocio también nos queda lejos) que un Silicon Valley.

Sí, tenemos una escuela de Ingeniería Informática prácticamente en cada provincia, escuelas que quiero pensar que se crearon de forma estratégica y no por sacarse una foto y porque dado que no teníamos un colectivo fuerte era más sencillo crear una escuela de informática que de otro tipo.

Pero la realidad es que la mayoría de las grandes empresas que se establecen en la región lo hacen buscando bajos costes, pagando sueldos que hacen que un recién titulado de hace 20 años cobrase lo mismo, literalmente, que uno de 2014. Habrá muchos motivos para ello, pero no es un modelo Silicon Valley, de excelencia, de productos, de ideas.

Hay muchos detalles que demuestran que no estamos preparados, a muchos niveles, y voy a contar un par de historias que lo ilustran.

Si una empresa desarrolla y vende un producto software en todo el mundo, se supone que encaja perfectamente con las indicaciones de emprendimiento e internacionalización que siempre destacamos como ideales. Sin embargo cuando esa empresa pasa una inspección rutinaria de Hacienda y tiene que dedicar horas a explicar que el software no se manda en barco ni en avión y que no figura en los registros de aduanas, nos damos cuenta que algo no está funcionando bien todavía.

Y no se limita a casos curiosos como este. La presión recaudatoria ha aumentado y para cualquier empresa y autónomo se ha hecho muy difícil justificar gastos derivados de su operación, viajes, comidas, desplazamientos… Especialmente complicado cuando esa actividad supone viajes al extranjero. No es fácil pedirle factura a un taxista en Estambul, como me comentaba un compañero hace poco, y por supuesto el gasto no será justificable.

No creo que los casos de corrupción que avergüenzan a nuestro país y nos desmoralizan como ciudadanos pasen por tickets de comida de 15 euros en distintos lugares del mundo.

Creo que aquí tampoco estamos preparados.

Cuando, para montar una pasarela de pago, un banco te instala un datafono, físico, en la oficina, como si fueras un restaurante, también te das cuenta de que aunque en los anuncios los bancos “siempre están contigo”, siguen estando más preparados para ayudar a empresas que no son precisamente de economía digital.

Nos queda mucho por hacer y no voy a terminar ni mucho menos con un mensaje pesimista. Como decía antes hay muchas ventajas en nuestro colectivo porque sigue siendo posible desarrollar un producto por un número reducido de ingenieros y venderlo en todo el mundo, no es fácil, pero es posible y es algo que tenemos que tener bien presente.

Se habla mucho de la reindustrialización de Europa y de España, en el sector informático nos falta industrialización, empresas que creen productos, que sean escalables, que puedan crecer y convertirse en motores de la economía. Y para eso hay que intentarlo a gran escala. Muchos fracasarán pero los que lo consigan marcarán la diferencia y construirán el futuro.

Aquí mismo, en la Universidad de Burgos, tenemos jóvenes ingenieros que se lanzan a la aventura de crear su propia empresa. Entre todos, Colegio, administraciones e incluso otras empresas, tenemos que apoyarles, proporcionar asesoramiento y crear un caldo de cultivo necesario para que muchos lleguen a celebrar 25 años de existencia.

Y para eso, eventos como el de hoy, de networking, que reúnen en el mismo lugar y de forma distendida a tantos actores distintos del sector, son cruciales.

Muchas gracias a todos 

Discurso completo

Post a Comment

19 − 19 =