Lorem ipsum dolor sit amet, conse ctetur adip elit, pellentesque turpis.

Teléfono: 661 713 329     Siguenos

Image Alt

Colegio Profesional de Ingenieros en Informática de Castilla y León

  /  Entrevistas a un colegiado   /  Entrevista a un colegiado: José Emilio Domínguez Sánchez

Entrevista a un colegiado: José Emilio Domínguez Sánchez

Mi trayectoria profesional?

Me diplomé en Informática por la USAL en 1993, año de crisis que me empujó a seguir estudiando graduándome como Ingeniero en Informática por la UVA 4 años después, intercalando mis estudios con un trabajo de becario en Madrid en la ya extinta Tabacalera en entornos de Cobol-CISC-DB2 (los colegiados con unos pocos de años a sus espaladas sabrán de lo que estoy hablando :-).

Después de la todavía obligatoria “mili”, me reincorporé de nuevo al mercado laboral dentro de de la empresa Tecsidel, en el entorno de la también extinta Telefónica I+D. Durante nueve años realicé servicios sobre nodos inteligentes de la red de en el ámbito de la telefonía móvil (servicio de tarificación de las tarjetas de prepago, de localización, etc …) tecnología de última generación, grandes y jóvenes compañeros de los que aprendí la profesión, sueldo decente .., una gran experiencia que exigió una gran dedicación, y un futuro profesional incierto que se tenía que defender todos los días.

Hasta que fuí papá. Y acepté un puesto en un pequeño departamento de informática en una empresa no tecnológica, (los aficionados al baloncesto femenino la conocerán por su nombre comercial “Perfumerías Avenida”). Un giro de 180º , de la telecomunicación en una multinacional, a la informática de gestión en una empresa, que a pesar de su gran tamaño no deja de ser una empresa familiar. Trabajo con medios más limitados, pero en el que he llegado a tocar casi todos los aspectos de una empresa: logística, contabilidad, comunicaciones, control de procesos, generación de protocolos.. , desarrollo interno de herramientas para automatizar, y dar robustez a diferentes tareas, realización de cuadros de mando, asesoramiento respecto al desarrollo e implantación externo de nuevas herramientas, formar tecnológicamente a los compañeros…

Y ahí sigo después de más de 9 años, en un trabajo, que me ha permitido formar una familia en la ciudad que me vio nacer, Salamanca.

Mi trayectoria profesional?

Me diplomé en Informática por la USAL en 1993, año de crisis que me empujó a seguir estudiando graduándome como Ingeniero en Informática por la UVA 4 años después, intercalando mis estudios con un trabajo de becario en Madrid en la ya extinta Tabacalera en entornos de Cobol-CISC-DB2 (los colegiados con unos pocos de años a sus espaladas sabrán de lo que estoy hablando :-).

Después de la todavía obligatoria “mili”, me reincorporé de nuevo al mercado laboral dentro de de la empresa Tecsidel, en el entorno de la también extinta Telefónica I+D. Durante nueve años realicé servicios sobre nodos inteligentes de la red de en el ámbito de la telefonía móvil (servicio de tarificación de las tarjetas de prepago, de localización, etc …) tecnología de última generación, grandes y jóvenes compañeros de los que aprendí la profesión, sueldo decente .., una gran experiencia que exigió una gran dedicación, y un futuro profesional incierto que se tenía que defender todos los días.

Hasta que fuí papá. Y acepté un puesto en un pequeño departamento de informática en una empresa no tecnológica, (los aficionados al baloncesto femenino la conocerán por su nombre comercial “Perfumerías Avenida”). Un giro de 180º , de la telecomunicación en una multinacional, a la informática de gestión en una empresa, que a pesar de su gran tamaño no deja de ser una empresa familiar. Trabajo con medios más limitados, pero en el que he llegado a tocar casi todos los aspectos de una empresa: logística, contabilidad, comunicaciones, control de procesos, generación de protocolos.. , desarrollo interno de herramientas para automatizar, y dar robustez a diferentes tareas, realización de cuadros de mando, asesoramiento respecto al desarrollo e implantación externo de nuevas herramientas, formar tecnológicamente a los compañeros…

Y ahí sigo después de más de 9 años, en un trabajo, que me ha permitido formar una familia en la ciudad que me vio nacer, Salamanca.

El colegio?

Bueno mi relación con el CPIICyL ha sido bastante pasiva (aunque muy agradecida) en estos 9 últimos años en Salamanca, aunque 15 años atrás, en Madrid fui vocal y miembro activo de la asociación AI2 (asociación de Ingenieros Informáticos) a la que tanto debemos (incluido que hoy tengamos colegios de Informática por toda España).

Lo que más me gusta y lo que menos de mi trabajo?

Al igual que, como creo, nos pasa a todos los Ingenieros, lo que más me gusta es que me presenten problemas y estrujarme la cabeza para hallar una solución. Y lo peor, no tener los recursos (tiempo y dinero) para hacerlo como me gustaría.

Una reflexión final

Bueno, desde mi experiencia, sí que me gustaría aprovechar la ocasión que me dais, para dejar constancia del tremendo déficit tecnológico en general, e informático en particular, de toda una generación de españoles, y que ha costado, y sigue costando muchos puestos de trabajo (y cierres de empresas enteras). Nosotros, los profesionales muchas veces no somos conscientes de esto, envueltos en nuestro mundillo tecnológico, y no hemos sabido solventarlo junto con el resto de la sociedad (empresas, poderes públicos, etc..).

Hace falta un cambio de mentalidad que permita que las nuevas generaciones de españoles tengan una educación primero, y un reciclaje constante después, que permita que en España, se implante, nazca y se desarrolle una industria tecnológica de calidad, donde los profesionales tendremos muchas más oportunidades de desarrollar nuestra profesión.

Por hacer un símil con la arquitectura, un país que no tiene buenos peones, capaces de manejar los nuevos materiales de construcción que aparecen, tendrá la necesidad de utilizar a los arquitectos para poner ladrillos, y muchos arquitectos la necesidad de emigrar a otro país para poder ejercer su profesión.

La ignorancia del resto de nuestro conciudadanos en cuanto a informática, no es algo que nos dé una ventaja profesional relativa a los informáticos, sino, muy al contrario una rémora que nos frena. 

Post a Comment

9 + diecinueve =