Lorem ipsum dolor sit amet, conse ctetur adip elit, pellentesque turpis.

Teléfono: 661 713 329     Siguenos

Image Alt

Colegio Profesional de Ingenieros en Informática de Castilla y León

  /  Uncategorized   /  La Eurocámara rechaza la directiva sobre la patentabilidad del 'software'

La Eurocámara rechaza la directiva sobre la patentabilidad del 'software'

El Parlamento Europeo (PE) ha rechazado una directiva para la concesión de patentes a invenciones implementadas por ordenador. Según EFE, el rechazo se debe a que la mayoría de los diputados considera que el texto de la directiva no garantiza la seguridad jurídica suficiente ni para los propietarios de patentes ni para los nuevos inventores.
La Cámara tomó esa decisión por 648 votos a favor, 14 en contra y 18 abstenciones.

El Parlamento Europeo (PE) ha rechazado una directiva para la concesión de patentes a invenciones implementadas por ordenador. Según EFE, el rechazo se debe a que la mayoría de los diputados considera que el texto de la directiva no garantiza la seguridad jurídica suficiente ni para los propietarios de patentes ni para los nuevos inventores.
La Cámara tomó esa decisión por 648 votos a favor, 14 en contra y 18 abstenciones.

La iniciativa dividía a la industria y mientras los gigantes tecnológicos eran favorables a un sistema de patentes que protegiese no sólo las invenciones que utilizan programas informáticos, sino también los programas implicados, las pymes querían que estuviesen limitadas a las invenciones y excluyeran los programas informáticos.

El Grupo del Partido Popular Europeo (PPE) ya tenía intención de votar en contra de la propuesta de directiva, según informaron con anterioridad fuentes del partido. Durante el debate celebrado ayer en la Cámara de Estrasburgo, la mayoría de los oradores habían ya dejado abierta esa posibilidad.

A los populares se sumaron el Grupo de los Verdes, Izquierda Unitaria y el Grupo Independencia y Democracia.

Las enmiendas socialistas

En un principio, los socialistas eran partidarios de apoyar la directiva pero introduciendo las 21 enmiendas redactadas por el ponente del informe parlamentario, el francés Michel Rocard, que pretendían tranquilizar las preocupaciones de los pequeños creadores de ‘software’.

Las 21 enmiendas determinan qué es realmente patentable, dejan claro que los programas de ordenador por sí mismos no pueden ser patentados, y que sólo será patentable una innovación que implica contribución técnica.

“Cólera” del Parlamento

Sin embargo el propio ponente pidió antes de que se iniciara la votación, vista la oposición generalizada, que la Cámara se pronunciara en contra de la directiva. “Sobre el fondo del tema estamos divididos. Pero compartimos una cólera colectiva en el PE sobre la forma inadmisible en que ha sido tratado por la Comisión y el Consejo debido a la ausencia total de consulta a la hora de redactar el texto”, señalo Rocard.

En su opinión, el debate “no está maduro” y “hay que rechazar esta directiva como un mensaje a la Oficina de Patentes”. “Si continuamos con el debate conseguiremos emerger una mayoría parlamentaria”, añadió.

Puede haber otra directiva

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, dejó claro durante su intervención en el pleno que la Directiva no puede ser alterada en sus fundamentos y advirtió de que, en el caso de que el Parlamento rechace la posición común, la Comisión no presentará una nueva propuesta.

Sin embargo, la comisaria de Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, quien hoy le sustituyó en la sala, dijo que “si el Parlamento nos invita a hacer una nueva propuesta, hablaremos y veremos cuál será el procedimiento futuro”.

La directiva pretendía aportar claridad, seguridad jurídica y un enfoque común europeo para que la base de concesión de la patente sea la misma en toda la UE y para que los tribunales nacionales se guíen por los mismos principios, teniendo en cuenta las prácticas de la Oficina Europea de Patentes.

El texto, que hubiera sido de obligado *****plimiento dos años después de su aprobación, establece normas comunes para invenciones que se basan en procesos informáticos: lavadoras, teléfonos o sistemas de frenos. Permitía conceder una patente a un programa informático pero sólo cuando fuese necesario para el funcionamiento de la invención.

Post a Comment

13 + uno =