Lorem ipsum dolor sit amet, conse ctetur adip elit, pellentesque turpis.

Teléfono: 661 713 329     Siguenos

Image Alt

Colegio Profesional de Ingenieros en Informática de Castilla y León

  /  Entrevistas a un colegiado   /  Entrevista a un colegiado: Angel Castellanos

Entrevista a un colegiado: Angel Castellanos

ÁNGEL CASTELLANOS GONZÁLEZ

“Intento hacer lo que Google hace, pero mejor que Google”
 

Muchas veces me han preguntado que por qué soy informático. Tras pensarlo, creo que todo viene de cuando tenía 10 años y mis padres me regalaron mi primer ordenador, era de juguete y no se podía más que interactuar con algunos juegos educativos que tenía. Sin embargo, un día descubrí un “botoncito” en que ponía BASIC. Era un sencillo compilador en el que podías programar código muy básico. Ese día descubrí que “cacharrear” con ordenadores me gustaba y desde entonces mientras más iba trasteando con ellos, más me iba gustando (sobre todo si era para hackear las bases de datos del PC Futbol para tener más dinero para fichar).

Esto me llevó a matricularme en Ingeniería Informática en la Universidad de León. Una vez allí descubrí que la Informática además de “cacharreo” era estudiar y matemáticas. Extrañamente esto todavía me motivó más. Soy uno de los bichos raros a los que le gustan las mates. Quizá es por eso que tras obtener mi título de Ingeniero Informático y pasar por dos masters he acabado trabajando como investigador leyendo artículos con fórmulas kilométricas para mi Doctorado.

Pero por partes. Terminé la carrera hace relativamente poco tiempo, en 2010. Es desde entonces que tengo relación con el Colegio. Tras terminar la carrera cursé un Máster en Seguridad Informática, también en la Universidad de León. El máster se sigue ofreciendo como titulación propia y desde mi experiencia es altamente recomendable, por las posibilidades de futuro que ofrece (al igual que también el CPIICYL). A raíz de la realización de este máster tuve la posibilidad, tras cursar el Programa Formación de Gestores de I+D+i de la Junta de Castilla y León, de trabajar para la AEI para la Seguridad de las Redes y Sistemas de Información, en estrecha colaboración con el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO). 

Fue aquí donde me picó el gusanillo de la investigación. Mi trabajo estaba ligado a la gestión de proyectos de investigación y empecé a ver que ese era un área que me gustaba y me interesaba. Hasta entonces yo no lo sabía, pero la investigación es el trabajo que siempre había querido tener: tener la posibilidad de seguir siendo el chico de 18 años que llegó el primer día a la Universidad abrumado e ilusionado a partes iguales por todo lo que le venía encima.

ÁNGEL CASTELLANOS GONZÁLEZ

“Intento hacer lo que Google hace, pero mejor que Google”
 

Muchas veces me han preguntado que por qué soy informático. Tras pensarlo, creo que todo viene de cuando tenía 10 años y mis padres me regalaron mi primer ordenador, era de juguete y no se podía más que interactuar con algunos juegos educativos que tenía. Sin embargo, un día descubrí un “botoncito” en que ponía BASIC. Era un sencillo compilador en el que podías programar código muy básico. Ese día descubrí que “cacharrear” con ordenadores me gustaba y desde entonces mientras más iba trasteando con ellos, más me iba gustando (sobre todo si era para hackear las bases de datos del PC Futbol para tener más dinero para fichar).

Esto me llevó a matricularme en Ingeniería Informática en la Universidad de León. Una vez allí descubrí que la Informática además de “cacharreo” era estudiar y matemáticas. Extrañamente esto todavía me motivó más. Soy uno de los bichos raros a los que le gustan las mates. Quizá es por eso que tras obtener mi título de Ingeniero Informático y pasar por dos masters he acabado trabajando como investigador leyendo artículos con fórmulas kilométricas para mi Doctorado.

Pero por partes. Terminé la carrera hace relativamente poco tiempo, en 2010. Es desde entonces que tengo relación con el Colegio. Tras terminar la carrera cursé un Máster en Seguridad Informática, también en la Universidad de León. El máster se sigue ofreciendo como titulación propia y desde mi experiencia es altamente recomendable, por las posibilidades de futuro que ofrece (al igual que también el CPIICYL). A raíz de la realización de este máster tuve la posibilidad, tras cursar el Programa Formación de Gestores de I+D+i de la Junta de Castilla y León, de trabajar para la AEI para la Seguridad de las Redes y Sistemas de Información, en estrecha colaboración con el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO). 

Fue aquí donde me picó el gusanillo de la investigación. Mi trabajo estaba ligado a la gestión de proyectos de investigación y empecé a ver que ese era un área que me gustaba y me interesaba. Hasta entonces yo no lo sabía, pero la investigación es el trabajo que siempre había querido tener: tener la posibilidad de seguir siendo el chico de 18 años que llegó el primer día a la Universidad abrumado e ilusionado a partes iguales por todo lo que le venía encima.

En la actualidad, trabajo como investigador pre-doctoral en el Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la UNED. ¿Cómo resumiría mi trabajo? Intento hacer lo que Google hace, pero mejor que Google lo hace. Más concretamente, trabajo en el campo de modelado de actividad de usuarios para recomendarle contenidos que puedan ser de su interés. ¿Parece difícil no? Pues lo es. Quizá el principal reto sea el manejo y análisis de la gran cantidad de datos necesaria para poder extraer el conocimiento necesario acerca de los usuarios.

Mi trabajo me ha dado la oportunidad de viajar y conocer gente de todas partes del mundo. Para mí, esto es lo que más me ha enriquecido de mi trabajo, coger un poco de toda esta gente y lugares tanto para mi trabajo como para mi vida. Por ejemplo, actualmente, debido a mi trabajo, me encuentro trabajando por 4 meses en Alemania, en la universidad de ciencias aplicadas de Potsdam. Ya había estado aquí 3 meses el año anterior y todo lo que puedo decir de mi experiencia aquí es positivo: geniales compañeros, un gran ambiente de trabajo y la posibilidad de trabajo en interesantes proyectos con empresas en los cuales aplicar mi investigación (esto último, no siempre sencillo en España).

No todo es un camino de rosas, quizá lo más difícil de mi trabajo, aunque por otra parte también lo más interesante, es la incertidumbre del investigador. ¿Seré capaz de obtener lo que quiero? ¿Esto que estoy haciendo tiene siquiera sentido? ¿Cómo puedo abordar este problema? Todo esto enmarcado en un ambiente de competencia internacional en el cuál tienes que hacerte un hueco entre las principales organizaciones y universidades del mundo.

Sin embargo, a pesar de todas las complicaciones que pueda haber, si me preguntan si vale la pena mi respuesta es un rotundo sí. Cuando algo se me atraviesa, siempre recuerdo las palabras del hoy Rector de la Universidad de León, José Ángel Hermida, cuando me daba clase de Teoría de Autómatas. Jose Ángel nos dijo que lo primero que hizo cuando empezó su doctorado fue coger un cuaderno y escribir la palabra “TESIS” y a partir de ahí lo único que hizo fue llenar ese cuaderno de cosas. Pues bien, siempre que me veo atascado, cojo mi cuaderno, el cual empieza con la palabra TESIS, veo todo lo escrito en él, y pienso que después de todo lo hecho el único camino es hacia delante.

Post a Comment

catorce + 5 =