Lorem ipsum dolor sit amet, conse ctetur adip elit, pellentesque turpis.

Teléfono: 661 713 329     Siguenos

Image Alt

Colegio Profesional de Ingenieros en Informática de Castilla y León

  /  Uncategorized   /  DAVID DE LA FUENTE: Un ingeniero en informática en el motorsport

DAVID DE LA FUENTE: Un ingeniero en informática en el motorsport

Desarrolla su trabajo en un equipo que compite en la World Series by Renault 3.5 y también en la Formula Renault 2.0 NEC. En la primera,  como ingeniero de rendimiento a principio de temporada, y en la segunda, como ingeniero de pista en test privados. También es el ingeniero del simulador del equipo, en éste simulador prueban los pilotos antes de ir al circuito para tener mejores referencias o aprender el circuito.

“A mí el hecho de poder estar trabajando en un box con un fórmula al lado ya me hace sonreír. Poder trabajar en Spa o Monza, que ya había visitado como aficionado, es algo ‘mágico’. Es una mezcla entre trabajo y pasión. Era algo que quería conseguir y al final, aunque tras mucho esfuerzo, aquí estoy, esperemos que por mucho tiempo.”

Desarrolla su trabajo en un equipo que compite en la World Series by Renault 3.5 y también en la Formula Renault 2.0 NEC. En la primera,  como ingeniero de rendimiento a principio de temporada, y en la segunda, como ingeniero de pista en test privados. También es el ingeniero del simulador del equipo, en éste simulador prueban los pilotos antes de ir al circuito para tener mejores referencias o aprender el circuito.

“A mí el hecho de poder estar trabajando en un box con un fórmula al lado ya me hace sonreír. Poder trabajar en Spa o Monza, que ya había visitado como aficionado, es algo ‘mágico’. Es una mezcla entre trabajo y pasión. Era algo que quería conseguir y al final, aunque tras mucho esfuerzo, aquí estoy, esperemos que por mucho tiempo.”

Entrevista completa

Bueno, la verdad es que el camino para llegar a donde estoy viene de lejos. Desde muy pequeño me ha encantado el motorsport y siempre tuve en mente el poder trabajar en este mundillo pero según iba creciendo lo veía como algo lejano, difícil… algo más factible en Inglaterra o Alemania que aquí. Así que seguí con mi otra pasión, los ordenadores. Empecé a trabajar ya durante la carrera en varias empresas en Burgos pero seguía con la idea en la cabeza. Después de estar un año trabajando en la última empresa, se acabó mi contrato y tras varios meses sin encontrar nada decidí apostar por ese sueño latente.

Me fui a Berlín a mejorar mi alemán durante varias semanas y a la semana de enviar curriculums, conseguí trabajo en Múnich. Allí estuve algo más de un año trabajando y ahorrando lo suficiente para pagarme un máster en Ingeniería de Competición. Tras el máster, conseguí hacer algunas prácticas con un equipo de F3 en los tests de invierno pero fue tras un par de meses difíciles, cuando finalmente conseguí trabajo en un equipo en Barcelona.

Mi trabajo varía un poco según la competición. El equipo compite en las World Series by Renault 3.5 y también en la Formula Renault 2.0 NEC. En la primera hice varias sustituciones como ingeniero de rendimiento a principio de temporada, y en la segunda he trabajado como ingeniero de pista en tests privados. También soy el ingeniero del simulador del equipo, en el cual prueban los pilotos antes de ir al circuito para tener mejores referencias y/o aprender el circuito.

Para aclarar un poco los términos, el ingeniero de rendimiento es el encargado de comparar los datos del vehículo e intentar mejorar el rendimiento tanto del coche (comportamiento, temperaturas, presiones, etc…) así como el del piloto (comparaciones con otros pilotos, mejorar la forma de conducir, frenadas, etc…). El de pista se encarga de la configuración del coche, estrategias, decidir cambios gracias a los datos del ing. de rendimiento y el de datos.

Hay momentos difíciles en el mundo de la competición y el trabajo exige mucho, muchas horas en el circuito, madrugones, estrés en algunas sesiones para que el coche pueda salir, pero los buenos momentos los vives al máximo. Una victoria, un podio o simplemente un buen adelantamiento emocionan y mucho. A mí el hecho de poder estar trabajando en un box con un fórmula al lado ya me hace sonreír. Poder trabajar en Spa o Monza, que ya había visitado como aficionado, es algo ‘mágico’. Es una mezcla entre trabajo y pasión. Era algo que quería conseguir y al final, aunque tras mucho esfuerzo, aquí estoy, esperemos que por mucho tiempo.

Siempre he creído que la vida es una sucesión de retos tanto a nivel personal como laboral. Y poder fijarte uno y superarlo es algo que recompensa y mucho. En mi trabajo, como apenas un novato que soy, me marco pequeños retos día a día. Quiero seguir aprendiendo, sé que todavía me falta experiencia para, por ejemplo, ser ingeniero de pista de un GP2 pero todo es querer e intentarlo. Creo que todos los ingenieros tienen que tener el afán de seguir aprendiendo, incluso aunque seas un experto en alguna materia siempre habrá algo nuevo que descubrir. Y eso mismo intento aplicarlo en el día a día.

El hecho de ser informático me ha cerrado alguna puerta en este mundo pues, obviamente, me falta cierta base mecánica que he tenido que adquirir leyendo multitud de libros, algo que aún sigo haciendo. Pero también te permite trabajar con mucha más facilidad en otros aspectos necesarios en el equipo como el desarrollo del simulador o de algunos programas para facilitar la tarea del resto de ingenieros en las carreras. Y además toda la experiencia que obtuve trabajando como informático en Múnich, en un entorno laboral distinto de los que encontré en España y hacerlo en otro idioma, es algo que valoro y mucho. Sin duda es una experiencia que recomiendo a todo el mundo.

Post a Comment

2 × 1 =