Desde el consejo: El canon digital

... nos volvemos a implicar en el problema del "Canon Digital".

Como se recordará, el canon digital se empezó a aplicar en 2007 grabando algunos dispositivos de almacenamiento digital con un coste adicional para los consumidores que repercute fundamentalmente en beneficio de las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual, fundamentalmente la SGAE. En otras palabras, que los usuarios de dispositivos informáticos de almacenamiento (CDs y grabadoras, discos duros, telefonos móviles, memorias usb, ...), utilice tales dispositivos para reproducir música y video o para cualquier otra función distinta, pagan un dinero que va a parar a los bolsillos de cantantes, actores y otros beneficiados de derechos de autor.

La aplicación de tal canon fue suprimida en 2011, al asumir el pago de las cantidades de compensación por copia privada de los presupuestos generales del Estado. Pero ahora,  el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha fallado que este mecanismo viola las normativas comunitarias, por lo que el Gobierno debe de retomar el asunto y proveer de otro medio de compensación.

Ante la previsión de que "volvamos a pagar justos por pecadores", se ha reactivado la plataforma de "Todos contra el Canon" a la que pertenecían los antecesores a este Consejo y en la que nos hemos vuelto a implicar para intentar evitar que los profesionales de nuestro colectivo y empresas e instituciones para las que trabajamos paguen por este concepto, que consideramos injusto.